Bellavista

La fábrica textil de Bellavista en el municipio de Tepic, se fundó en 1841 por el señor Eustaquio Barrón y Guillermo Forbes. En 1894 se produjo el primer movimiento obrero en la fábrica de Bellavista, organizado por las mujeres Francisca y Maclovia Quintero, Victoriana Arroyo, Adelina y Mariana Castañeda; en 1896, se levantó el movimiento obrero en la fábrica de Jauja y en 1905 los hermanos Pedro Gregorio y Enrique Elías llevaron a cabo un nuevo levantamiento obrero en la fábrica textil de Bellavista.

Fue concebida como una réplica exacta de una fábrica localizada en Gante, Bélgica. Aquel edificio tenía por nombre “Nerlands”, que en español significa “Bellavista”. En su tiempo de mayor producción, la fábrica llegó a darle empleo hasta a 350 obreros y creó a sus alrededores una suerte de “pequeña ciudad”.

Pero aquí viene la parte oscura en la historia de la fábrica. Esa que nos recuerda que a finales del siglo XIX y principios del siguiente los derechos laborales eran nulos, con empleados temerosos y desmoralizados bajo el yugo de patrones listos para castigar cualquier error y sin intención alguna de conceder ningún beneficio económico.

Las jornadas laborales en la fábrica eran de entre 14 y 16 horas diarias, una situación que llevó al límite a sus empleados, quienes hicieron estallar la  huelga en 1905,reprimida brutalmente por el gobierno porfirista. Fue una de las primeras manifestaciones obreras del siglo XX y fue de paso precursora de los movimientos sociales que desembocarían en la Revolución Mexicana. La fábrica sobreviviría, con profundos cambios laborales, hasta 1990.

La fábrica perdió su alma industrial a finales del siglo pasado, pero renació con una noble visión cultural. Autoridades culturales de Nayarit convirtieron el recinto en un punto de encuentro, museo y de recorridos históricos.

Hoy la fábrica luce remozada, mucho más bella que en sus tiempos de esplendor. Su fachada luce orgullosa, su reloj rematado con una campana, mientras que a lo lejos se aprecia la chimenea que alguna vez lanzó una bocanada tras otra de humo.

Los recorridos por la fábrica comenzaron el año pasado y va por las calles de la comunidad de Bellavista, el Ex Convento de la Cruz y terminan en la fábrica textil. Nacieron bajo la organización de la propia comunidad, y los recursos obtenidos desde entonces se usan para embellecer la ciudad.

Fuente: https://www.informador.mx/

Ubicación


BUSCA, ENCUENTRA Y RESERVA TU HOTEL con la plataforma que te ofrecen CorazóndeNayarit.com y Booking.com

Viajas con tu perro? Encuentra hospedaje DOGFRIENDLY AQUI



Booking.com



Booking.com


Autor entrada: admin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.